Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

MARKETING 08.11.2016 | ESTADOS UNIDOS | MIENTRAS LA SEQUÍA EN BRASIL RESTRINGE LA OFERTA

 La insaciable demanda de café de los millennials ya afecta a los precios
En Estados Unidos, los millennials, nacidos después de 1995, empezaron a beber café a los 14,7 años de edad, mientras que los millennials mayores, nacidos alrededor de 1982, comenzaron a los 17,1 años

La insaciable demanda de café de los millennials ya afecta a los precios

(Advertising Age) – Especialmente en Estados Unidos, los jóvenes comienzan a beber café a edad más temprana que en el pasado, y los precios subieron a su mayor valor desde febrero de 2015.

La insaciable sed de café de los millennials está ayudando a impulsar una demanda global del producto hasta llegar a cifras record tales que las provisiones se están estrechando.

Los estadounidenses están convirtiéndose en adictos a esa bebida a edad temprana, y los jóvenes adultos están aumentando su consumo a un ritmo que compensa a las declinaciones de los mayores. El resultado: la demanda en Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo, está llegando a los topes de todos los tiempos, y la tendencia entre los jóvenes bebedores está influyendo en otros grandes consumidores, incluyendo a Brasil y la propia China, tradicional amante del té.

El consumo crece mientras la sequía afecta a las provisiones desde Brasil, el mayor productor y exportador de café del mundo. Los precios de la variedad arábica llegaron hasta lo más alto desde febrero de 2015 en la semana última en Nueva York. Los fondos de cobertura se están posicionando para obtener más ganancias, al incrementar sus apuestas en una carrera hacia lo más alto en ocho años.

“La demanda ha estado creciendo por encima de las expectativas, impactando en los mercados del café significativamente”, dijo Harish Sundaresh, un analista de commodities del equipo de Loomis Sayles Alpha Strategies de Boston.

El holding del café saltó un 18% hasta 50.651 entregas a futuro y opciones en la semana concluida el 25 de octubre, según data de la Commodity Futures Trading Commission de Estados Unidos. Es la cifra más alta desde marzo de 2008.

Los millennials –el grupo de jóvenes que tiene entre 19 y 34 años- representa alrededor del 34% de la demanda de café en Estados Unidos, según Datassential. En los ocho años hasta 2016, el consumo diario entre los jóvenes de 18 a 24 años subió desde el 34% al 48%, mientras que en el segmento etáreo de 25 a 39 años creció desde el 51% al 64%, según la National Coffee Association de Nueva York. Al mismo tiempo, los adultos de 60 años y más, declinaron su consumo del 76% al 64%, y también se registró un declive en el grupo de 40 a 59 años.

La “locura por el café” también está comenzando más temprano en la vida. Los jóvenes millennials, nacidos después de 1995, empezaron a beberlo a los 14,7 años de edad, mientras que los millennials mayores, nacidos alrededor de 1982, comenzaron a los 17,1 años.

La creciente demanda significa que en los doce meses concluidos el 30 de septiembre, el consumo mundial superó a la producción por segunda temporada consecutiva, según la International Coffee Organization, con sede en Londres. El café ha informado su quinto mejor retorno en este año entre las 22 materias primas que figuran en el Bloomberg Commodity Index.

El consumo está aumentando mientras los suministros se tornan más reducidos. La sequía en Brasil ha entorpecido la cosecha del café africano, la variante utilizada en la elaboración del café instantáneo. Con la escasez de ese café, muchos procesadores de café están utilizando los granos arábicos, como el caso de Starbucks, lo que empuja los precios de esa commodity.

La buena noticia para los adictos al café es que las plantas brasileñas todavía tienen una posibilidad de recuperación, lo que puede ayudar a moderar la carrera de precios. Las lluvias, especialmente en el área clave del sur de Minas Gerais, pueden limitar las pérdidas de producción, dijo Carlos Mera Arzeno, un analista de Rabobank International con sede en Londres. Hay también mejores cosechas que llegan desde Perú y Honduras, que podrían aliviar la estrechez de los suministros, agregó.

Los inventarios pueden también proveer una amortiguación en los suministros. El almacenamiento de café crudo en Estados Unidos –que incluye tanto las variantes arábica como africana- estaba el 30 de septiembre en su más alto nivel para esa fecha desde 2000, según la Green Coffee Association, con sede en Nueva York.

Pero los almacenamientos han caído desde el pico de julio y la demanda no está mostrando signos de declinación.

Banner Publicitario