Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

MARKETING 14.07.2017 | REINO UNIDO | POR UNA FUERTE REACCIÓN DEL PÚBLICO

 Tras numerosas quejas, Baby Dove retiró sus avisos en el Reino Unido
La pieza de outdoor cuestionada que Unilever retiró de la vía pública.

Tras numerosas quejas, Baby Dove retiró sus avisos en el Reino Unido

(Advertising Age) – Una campaña para la nueva crema Baby Dove mostraba en la vía pública a una madre amamantando en forma descubierta a su bebé. La publicidad despertó muchas protestas, no por la desnudez en sí, sino porque menciona estadísticas que –interpretaron muchos- desalentarían esa forma de alimentación a los hijos. Unilever retiró el aviso antes de que intervenga la ASA.

Dove se posicionó últimamente como un marketer que ‘empujó los límites’ y apuntó a las mujeres de todas las edades, formas y tamaños con sus campañas de Real Beauty.

Pero en el Reino Unido, la marca de Unilever parece haberse equivocado al juzgar el apetito por lo “real” al publicar un aviso para la crema Dove Baby –de reciente lanzamiento- que muestra a una mujer alimentando a su bebé a la vista de todos.

Después de una cantidad de protestas del público inglés, Unilever retiró el aviso, que decía: “El 75% dice que amamantar en público es correcto. Otro 25% dice que debe hacérselo privadamente. ¿Cuál es su elección?”.

Airados comentarios aparecidos en la página de Facebook de Baby Dove muestran que la objeción de público no se debe a razones puritanas por mostrar los pechos de la mujer, sino por publicar estadísticas que puedan restar apoyo al amamantamiento, y sugerencias de que es un tema abierto para el comentario público. Hannah Mcphail objetó: “La mayoría de las madres están solas todos los días con una pequeña persona tan vulnerable… así que imaginen cómo se sentirán al ver un poster que difunde la idea de que usted siente más temor más cuando está en la calle con un niño hambriento”.

Jayne Matthews escribió: “¿Por qué relacionar a cualquiera de los productos (de esa compañía) con el amamantamiento, por qué siquiera mencionarlo? Yo tengo dos hijos, y los amamanté a ambos en público, cuando necesitaba hacerlo… ¡Espero que su ridícula publicidad no desaliente a las mujeres a hacer eso mismo!”.

La ASA (Advertising Standards Authority) recibió 378 quejas por la campaña gráfica, que se convirtió en la sexta más cuestionada del año pasado. Se cree que el aviso fue confeccionado por la agencia Ogilvy –que tiene la cuenta de Baby Dove- aunque ni la agencia ni Unilever respondieron a la consulta para confirmarlo.

Una declaración de Unilever dijo: “Nuestra publicidad, al igual que nuestra campaña, apunta a celebrar la diversidad de modos de alimentar a los hijos en el Reino Unido. No obstante, nos dimos cuenta de que nuestro mensaje en esta instancia no resultó como intentamos, y no quisimos ofender a nadie. Por esta razón decidimos revisarlo y frenar la distribución de los avisos en cuestión”.

Unilever agregó que “durante más de una década, Dove ha estado comprometida a inspirar a las mujeres a sentirse confiadas en sí mismas y en sus elecciones, y Baby Dove no es diferente: creemos que al fin de cuentas lo que importa más es lo que resulta mejor para usted y su bebé”.

Un portavoz de la ASA dijo que las quejas “no formarán parte del proceso de investigación oficial, ya que Unilever ha decidido retirar la campaña y cambiar el texto en su website”.