Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

DIGITAL 08.11.2017 | ESTADOS UNIDOS | UN HECHO INESPERADO PARA EL POLÍTICO ESTADOUNIDENSE

La desactivación del Twitter de Trump plantea problemas de seguridad
Los tuits del Presidente Trump comunicaron a menudo sus opiniones y posiciones frente a los temas de la política estadounidense.

La desactivación del Twitter de Trump plantea problemas de seguridad

(Ad Age) - El hecho de que la cuenta del presidente estadounidense Donald Trump fuera desactivada por un empleado ha despertado preguntas sobre cuánto acceso y control tienen los que trabajan en la red social sobre un usuario individual.

La página personal del presidente estadounidense Donald Trump en Twitter fue desactivada durante once minutos por un empleado que estaba por dejar la compañía. A pesar de que existen controles para impedir que sus el personal realice posteos desde las cuentas, el incidente sugiere que esa persona tuvo algún acceso y la capacidad de hacer cambios sin demasiada supervisión o necesidad de aprobación.

“A un alto nivel, esto implica una suerte de complacencia, que las organizaciones generalmente están tal vez tratando de convencerse a sí mismas de que tienen dominada la tecnología de riesgo”, manifestó Yvette Connor, chief risk officer de Focal Point Data Risk, que asesora a directorios y ejecutivos en seguridad tecnológica. “En el caso de Twitter, el riesgo reputacional que enfrentan es que la información que está bajo su cuidado, custodia y control no lo está realmente”.

El responsable de la desactivación puede también pudo haber sido un colaborador tercerizado y no uno full-time, según un informe de The New York Times. “Hemos sabido que esto fue hecho por un empleado de apoyo que lo hizo durante el último día de su trabajo en la empresa”, tuiteó la compañía, después de citar “inadvertencia” y “error humano” en un posteo previo.

Este incidente reivindica la necesidad de que las empresas, especialmente las que tienen grandes cantidades de data, aumenten sus capacidades de control y sigan de cerca a los empleados que tienen el manejo administrativo y el acceso a la información, afirmó Connor. En particular, las organizaciones de tecnología del consumidor reúnen y guardan un gran tesoro de información y no siempre supervisan estrictamente, un punto que los expertos en privacidad han destacado a menudo. Uber Technologies Inc. sufrió un golpe después de haberse revelado que su personal podía encontrar y rastrear los viajes de sus usuarios.

Con un sistema seguro que mantenga el rastreo de las actividades, “Twitter hubiera sabido en 30 segundos –o 15- que la cuenta del presidente había sido desactivada”, añadió Connor.

Cuando cayó la cuenta de Trump, los intentos por llamar a su página personal (@realDonaldTrump) recibían un mensaje que decía: “Disculpe, esa página no existe”, lo que hizo que muchos internautas publicaran imágenes de la pantalla.

“Mi cuenta de Twitter fue desactivada durante 11 minutos por un empleado deshonesto”, tuiteó el presidente al reaparecer en el sitio social. “Creo que la palabra finalmente saldrá a la luz, y tendrá un impacto”.

La red social ha enfrentado la crítica de muchas personas que dicen que debería prohibir el servicio del presidente por violar sus términos. Donald Trump la utiliza con frecuencia para comunicar sus pensamientos, a veces en forma de comentarios despectivos o despreciativos y las reglas permiten a la empresa suspender cuentas por amenazas violentas, ataques basados en los géneros y otras formas de abuso o acoso.

La compañía actualizó sus normas el viernes último, al clarificar que el contexto de tuits –que incluyen si el contenido es “valioso”- es clave para decidir qué conducta fue abusiva y cómo tratar con el caso. En los próximos días, se proveerán más detalles de estas políticas.

El incidente con la cuenta de Trump despertó una tormenta online. Y mientras sus adeptos utilizaron la oportunidad para reclamar medidas de seguridad, muchos otros elogiaron el último acto del empleado, hasta llamarlo “héroe” o “tesoro nacional”. El representante Ted Lieu, un demócrata de California, hizo pública una oferta de compra en Pizza Hut para el empleado, por “hacer que Estados Unidos se sienta mejor durante 11 minutos”.