Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

MANAGEMENT 23.03.2018 | GLOBAL | EL ESCÁNDALO DE FACEBOOK

Las “medidas a medias” de Mark Zuckerberg no protegerían la data
Zuckerberg promete cambios, pero ya son muchos los que descreen.

Las “medidas a medias” de Mark Zuckerberg no protegerían la data

(Ad Age) – El CEO de Facebook prometió ‘sacar de raíz’ a los desarrolladores delincuentes, pero no todo el mundo está creyendo en su novedoso celo por la privacidad.

Mark Zuckerberg finalmente rompió un silencio de varios días sobre el abuso de Cambridge Analytica de la data de Facebook de 50 millones de usuarios. El CEO prometió vigilar la plataforma más vigorosamente, y hacer una auditoría de cualquier desarrollador que pueda haber tenido acceso a la información.

En una entrevista con “Anderson Coper 360”, en CNN, el ejecutivo afirmó que la red social estaba preparando una revisión de miles de apps. “Sabemos que han tenido acceso a la data y cuánta gente estaba usando estos servicios y podemos ver al modelo de sus pedidos –señaló–. Seremos capaces de hacer auditorías a cualquiera que fuera cuestionable”.

En la charla y en un previo posteo, indicó que la buena noticia es que las acciones más importantes para impedir que esto ocurra nuevamente ya las han tomado hace años. Con esto, se refería al hecho de que las políticas que permitieron a Cambridge Analytica ya habían sido endurecidas. Los desarrolladores ya no pueden acceder a la información sobre un amigo de un usuario a menos que los contactos también se suscriban a los servicios de ese desarrollador.

Quién tiene las copias

Para los críticos, en cambio, el plan de Zuckerberg se parece a cerrar la puerta del establo después de que los caballos se escaparon con 50 millones de fardos de heno. Si Cambridge Analytica ha estado utilizando ilícitamente la data desde hace años, es imposible determinar quién más tiene copias que ahora no serían fáciles de hallar por los auditores.

“Hay probablemente réplicas de los datos ilícitamente obtenidas por la compañía inglesa en muchas partes”, expresó Media Matters en un pedido que se realizó inmediatamente después de los comentarios del CEO de Facebook. “Y a menos que se frene a cualquier otro que esté usando esto, la empresa no están haciendo nada para arreglar el problema, sino que siguen con su tendencia a emplear inadecuadas medidas a medias”.

El grupo de control de medios planteó el punto de que es incluso posible que los responsables de la campaña del presidente Donald Trump tuvieran la data de Facebook porque Cambridge Analytica fue empleada por ese equipo para manejar la publicidad digital.

Esta semana, un informante llamado Sandy Parakilas, que fue un manager de producto de la red social en 2011 y custodió las brechas de información en la plataforma, testificó ante miembros del Parlamento británico. Habló de su tiempo en la organización, y admitió que “vastas cantidades” de data fueron absorbidas por desarrolladores. “La capacidad de tener una tremenda cantidad de data fue un fin muy preciado por los desarrolladores”, manifestó.

También indicó que hubiera sido casi imposible rastrear datos entre miles de apps con millones de usuarios, porque eso podía ser fácilmente trasferido y guardado offline.

Zuckerberg también enfrentó críticas por la forma en que habló de la influencia de Rusia durante la elección norteamericana. Para muchos, la data de Cambridge Analytica está vista como conectada a los trolls rusos que apuntaron a los votantes estadounidenses con desinformación a través de los medios sociales durante la campaña electoral de 2016.

En abril de 2017, Facebook lanzó un reporte interno sobre cómo fue abusada la plataforma por malos actores durante la elección, pero no identificó a los usuarios basados en el país presidido por Vladimir Putin como culpables. Después reveló que cientos de cuentas vinculadas a aquella nación compraron avisos por más de 100.000 dólares para difundir desinformación en torno a temas políticos de Estados Unidos.

Contando las fallas

“Eso fue una evaluación incompleta de la historia tal como la conocemos”, señaló Brian Wieser, analista de Pivotal Research, quien indicó que Facebook ha tenido “fallas operacionales”.

Los trolls rusos que compraron avisos durante 2016 fueron sólo una de esas fallas. La data atrapada por Cambridge Analytica fue otra. Y han existido en los últimos años varios pasos en falso de alto perfil dados por Facebook. Uno fue el de informar métricas inexactas a anunciantes y marcas, lo cual todavía está tratando de arreglar, expresó Wieser.

“Facebook fue comprometida por los rusos y ellos nunca hablaron realmente de eso”, dijo un ejecutivo top de una agencia de publicidad, quien criticó (a condición de anonimato) a uno de los poderes dominantes en la publicidad digital. “Zuckerberg sabe mucho más de lo que ha descripto”.

En una entrevista con Wired, Zuckerberg dijo que Facebook está cooperando en todo lo posible con las investigaciones del gobierno sobre la intrusión rusa en las elecciones. “Mi opinión, al menos, es que el gobierno de Estados Unidos y los asesores especiales van a tener una visión mucho más amplia de las diferentes señales en el sistema de las que nosotros vayamos a tener”, expolicó el CEO de Facebook.

Hoy, es particularmente molesto que la compañía continúe trabajando con Cambridge Analytica después de conocerse que empleó a un investigador para acceder subrepticiamente a la data de los usuarios. En 2015, la red social le había pedido que borre la data, pero avanzó muy poco en el tema, según informes.

El investigador Aleksandr Kogan fue prohibido de la plataforma por crear la app que fue capaz de acceder a 50 millones de perfiles de usuarios, que luego compartió con la entidad inglesa, después de asegurar que era para propósitos académicos, y no políticos.

En 2014, cambiaron las reglas que impedirían a los desarrolladores a acceder a la información en la forma que lo hizo Kogan, y ahora Zuckerberg aseguró que la compañía enfocará a los desarrolladores desde antes de que puedan acceder a otras filtraciones.

“Si encontramos empleados que utilicen mal la información personalmente identificable, vamos a prohibirlos e informarles a cada uno de los afectados por esas apps”, prometió el CEO de Facebook.