Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario
SHARE

MANAGEMENT 06.07.2018 | GLOBAL | CONCLUSIONES DEL GTCI: NOTA NÚMERO 2

La diversidad, un pilar fundamental de la competitividad
“La diversidad cognitiva (conocimiento, experiencia y perspectivas), a través del trabajo en equipo, conduce a la innovación”, sostiene el informe. (Foto: Pixabay)

La diversidad, un pilar fundamental de la competitividad

El informe de INSEAD, The Adecco Group y Tata Communications explicó cómo puede ser beneficioso para una compañía contar con equipos compuestos por personas de diferentes géneros y culturas.

INSEAD, The Adecco Group y Tata Communications presentaron The Global Talent Competitiveness Index (GTCI), un informe que analizó el estado del talento en los distintos lugares del planeta. Además de elaborar ranking de países basado en las condiciones que posee cada uno, el estudio arrojó algunas conclusiones relacionadas con la diversidad y los beneficios de su implementación

1- La diversidad de talentos todavía es un recurso que no se ha explotado en gran medida para la innovación. Las organizaciones, las ciudades y las naciones, poco a poco, están aprendiendo a aprovecharla, luego de haberla ignorado durante la era industrial del siglo XX, cuando la estandarización era un objetivo clave en la producción y en la educación. Ahora debería considerarse como un pilar fundamental de la competitividad en una economía digital mundial en rápido crecimiento.

2- Es sobre todo la diversidad cognitiva (conocimiento, experiencia y perspectivas) lo que, a través del trabajo en equipo y la colaboración, conduce a la innovación y al rendimiento sobresaliente. Los equipos compuestos por personas diferentes géneros y culturas superan a los de empleados talentosos pero similares entre sí. Para aprovechar los beneficios de este armado de grupos, se requiere conciencia y estrategias activas.

3- La inclusión y la diversidad van de la mano cuando se trata de estrategias de diversidad. Las organizaciones deben construir normas y culturas más inclusivas donde las voces se escuchen sin el filtro del sesgo inconsciente. De esta forma, lograrán eliminar los obstáculos vinculados con el género, etnia o edad, entre otros.

4- Los sistemas educativos formales (desde el jardín de infantes hasta la educación terciaria) tienen una responsabilidad crucial en la construcción de las competencias (conocimiento + habilidades + actitud) que se necesitan para un mundo más inclusivo. Los mismos deberían ir acompañados de una capacitación en diversidad más sistemática y omnipresente dentro de las organizaciones y la formación vital en habilidades colaborativas.

5- La capacidad de aprovechar la diversidad requiere un liderazgo audaz y visionario, a nivel de organizaciones, ciudades y naciones. Por sí mismos, las fuerzas naturales de la sociedad no conducirán hacia este camino. Si no se imponen políticas desde arriba, las personas similares tienden a agruparse en forma de tribus, camarillas y cohortes.

6- Las ciudades continuarán cambiando la escena global del talento. La energía desplegada por los alcaldes y los equipos asociados ha caracterizado los esfuerzos realizados por algunos de los mejores resultados del GCTCI. Tal liderazgo a menudo ha sido lo suficientemente visible como para atraer a comunidades enteras a combinar fuerzas para proyectar una imagen positiva y atractiva.

7- En muchas ciudades del mundo, promover la diversidad ha llevado a avances significativos, especialmente desde el punto de vista de la inclusión: conceptos como “prosperidad inclusiva” o “ciudades inteligentes” deben revisarse desde ese ángulo particular. Estos conceptos proporcionan un amplio espacio para la concertación con las partes interesadas locales.