Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

MANAGEMENT 08.08.2018 | GLOBAL | ABANDONA EL PUESTO A LOS 62 AÑOS

Indra Nooyi dejará de ser CEO de PepsiCo en octubre
Nooyi encabezó a PepsiCo en tiempos difíciles, especialmente para las bebidas gaseosas.

Indra Nooyi dejará de ser CEO de PepsiCo en octubre

(Ad Age) – Es la primera extranjera que alcanzó ese cargo en la compañía, donde seguirá como chairman hasta principios de 2019. En su lugar asumirá el español Ramón Laguarta, actual presidente.

Indra Nooyi dejará el cargo de CEO de PepsiCo Inc. para dejar las riendas en manos de un directivo top de la empresa, en una transición que se destaca ante la escasez de mujeres en puestos prominentes en las empresas norteamericanas.

Nooyi, de 62 años, se alejará del puesto en octubre y seguirá como chairman hasta principios de 2019. Ramón Laguarta, de 54 años, que había sido candidato a asumir en año pasado, será el sexto CEO en los 53 años de trayectoria de la compañía.

La actual CEO, originaria de la India, es la primera CEO extranjera de Pepsi y la primera mujer en conducir la empresa, cuyos ingresos superaron a los 63.000 millones de dólares el año pasado. Durante sus 24 años en Pepsi -12 de ellos como chief executive- Nooyi contribuyó al crecimiento de la unidad Frito-Lay y añadió bebidas y snacks más saludables en un portfolio que incluye a Cheetos y Mountain Dew.

“He tenido un maravilloso tiempo siendo CEO, pero en algún punto uno toma distancia y dice: hay efectuar una transición y tener a alguien que se haga cargo del liderazgo de la compañía”, dijo en una entrevista. “Ser un CEO requiere piernas fuertes y yo tengo ganas de que alguien venga a liderar con ojos agudos a la empresa”.

Un veterano de 22 años en Pepsi, Laguarta –nativo de Barcelona- condujo la división Europa-Africa Subsahariana antes de convertirse en presidente el año pasado, desde donde supervisó las operaciones globales, estrategia, política pública y asuntos gubernamentales.

Nooyi asistió a la escuela de graduados de la Yale University y se unió a la estructura de Pepsi en 1994.

En su puesto de CEO, Nooyi debió enfrentar al inversor activista Nelson Peltz, de quien rechazó su pedido de dividir la compañía, y ha guiado a Pepsi en los difíciles momentos en que debió atender a las costumbres de comida y bebida de los consumidores estadounidenses ante las críticas que ellas suscitaron en el mundo.

Desarrollo de talentos

Nooyi dijo que posiblemente tome unas vacaciones, además seguir la campaña del equipo de béisbol de los New York Yankees y hacer caminatas en los bosques y escuchar música. En la actual situación de progreso de las mujeres a posiciones de liderazgo en las empresas, planea desarrollar más talentos para asegurar que esas mujeres estén representadas en los puestos clave de las compañías americanas.

“Pienso que la gente como yo, después de dejar sus privilegiados puestos en las empresas, no deberían quedarse en silencio”, dijo.

Como muchos CEOs en esta época de división política, Nooyi se introdujo personalmente en las discusiones de ese tenor; se definió como una sostenedora de la candidatura de Hillary Clinton en la elección de 2016, pero felicitó a Donald Trump por su victoria y fue parte de su fugaz consejo asesor de negocios.

De todos modos, dijo no tener un futuro para sí misma en la política. “Creo que hay líderes empresarios que gustan de la política, y otros que son un desastre haciendo eso. Yo estoy en el segundo grupo, y me gustaría saber que cualquier cosa que haga detrás de la escena ayude a alguna causa. Pero la política no es para mí”.

Nooyi está dejando el puesto de número uno de Pepsi en un momento en el que el consumo de gaseosas ha caído a su nivel más bajo en más de 30 años, a raíz de que los consumidores tratan de evitar las bebidas azucaradas. Esto llevó a Pepsi y a sus competidoras a tratar de diversificarse en nuevos productos percibidos como más saludables y a lanzar versiones con cero azúcar en sus gaseosas.

Tropiezos con las diets

Pero han habido tropezones. Un intento de alto perfil de reformular a Diet Pepsi condujo a la caída de las ventas, y la compañía revivió su vieja fórmula un año después. Nooyi dijo a los inversores el mes pasado que Diet Pepsi estaba funcionando nuevamente bien, pero Coca-Cola Co. ha ganado más atención este año al revitalizar su Diet Coke.

Pepsi fue rechazada en 2016 en su intento por tomar una porción accionaria mayor en Chobani, el fabricante de yogur griego. La unidad Frito-Lay, en cambio, permanece siendo un poderoso productor de snacks con marcas como Tostitos, Doritos y los chips de Lay’s, que las góndolas de los mercados.

Nooyi también trabajó para formular snacks más modernos. Frito-Lay tiene versiones de 11 marcas de chips sin ingredientes artificiales, apuntando a romper el pasillo tradicional de los snacks y a entrar en los locales de comidas orgánicas. Productos como Sabrá hummus y guacamole, Naked y el té Lipton Pure Leaf han tenido resultados sostenidos.

Durante la gestión de Nooyi, las acciones subieron alrededor de un 80%, mientras las del rival Coca-Cola se han duplicado.

Ahora, Laguarta se prepara para tomar las riendas en un momento espinoso para la compañía, por la presión de acrecentar el crecimiento, particularmente en la unidad de bebidas de Estados Unidos.