Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

MARKETING 09.08.2018 | ARGENTINA | DIÁLOGO CON EL JEFE DE MARKETING DEL SÚPER TC2000

Roberto Esturo: “Innovar es replantear cada tarea, objetivo y metodología”
“Queremos que la marca y el producto del Súper TC200 crezcan de la mano: adaptándose y cambiando cada vez que sea necesario”, aseguró Esturo.

Roberto Esturo: “Innovar es replantear cada tarea, objetivo y metodología”

El ejecutivo hizo hincapié en cómo una de las competencias automovilísticas de la Argentina dejó de ser un espectáculo netamente deportivo para transformarse en un evento integral y dirigido a un público heterogéneo.

El Súper TC2000 es una categoría del automovilismo argentino que surgió en 2012 como evolución del TC2000. El certamen es organizado por la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino, más conocida como CDA, y cuenta con la participación de marcas internacionales como Chevrolet, Fiat, Peugeot, Renault, Toyota y Citröen.

A lo largo de su trayectoria, el torneo se destacó por su búsqueda permanente de innovación. Primero, esto se vio reflejado en el desarrollo tecnológico de sus vehículos. Luego, empezó a trasladarse a los alrededores de la pista, a través de iniciativas que lograron atraer tanto a fanáticos de las carreras como a quienes disfrutan de un evento al aire libre durante el fin de semana.

Roberto Esturo, jefe del área de marketing de la competencia, dialogó en exclusiva con Marketers by Adlatina y explicó cuáles fueron las iniciativas implementadas para conquistar a un público heterogéneo y qué pretende lograr este campeonato en los próximos años.


–En sus redes sociales, el Súper TC2000 se presenta como “la categoría con mayor innovación en Sudamérica”. ¿En qué iniciativas realizadas se vio reflejado esto?
–Inicialmente usamos la palabra “innovación” para asociarla a la tecnología de los autos. De hecho, fuimos los primeros en utilizar en la Argentina el dispositivo de seguridad Hans para los pilotos, impulsar las levas al volante y seguimos teniendo los autos de tracción delantera más potentes del mundo. El concepto de innovación estaba enfocado exclusivamente a la faz deportiva del Súper TC2000. Desde hace un par de años, decidimos que la innovación no sólo debía aplicarse a lo que ocurría dentro de la pista, sino en cada una de las tareas que llevábamos adelante como organización. Podríamos decir que, hasta 2015, organizábamos carreras de autos y que, a partir de 2016, comenzamos a diseñar eventos al aire libre que incluyen entre otras cosas competencias de autos. Replantear cada tarea, cada objetivo, cada metodología es innovar. Cada detalle de nuestro día a día se encuentra hoy bajo observación. No le tenemos miedo al cambio.

–¿Qué aspectos de la categoría son los que más atraen a los espectadores?
–La respuesta está muy ligada a la pregunta anterior. Inicialmente, el público era fundamentalmente masculino, con una preferencia muy marcada por el automovilismo deportivo: gente que disfrutaba solamente viendo y sintiendo la velocidad, escuchando el ruido de los autos. El giro que estamos dándole a nuestros espectáculos está haciendo que el público sea más heterogéneo. Los fanáticos que históricamente nos seguían continúan obteniendo lo que buscan en nosotros: autos veloces, modernos y bien presentados, y carreras vibrantes. Muchísima gente que se encontraba en la periferia del fanatismo por el automovilismo se acerca hoy por todo lo que ofrecen nuestros eventos. Hace unos años, un espectador que compraba su entrada a boxes veía la carrera, recorría la zona donde se instalaban los equipos y podía interactuar con su piloto favorito. Actualmente, a todo eso se le agrega un patio de marcas con stands, un sector gastronómico, escenarios con shows musicales y juegos para los más chicos. Volviendo a la pregunta, tal vez el aspecto que atrae hoy a los espectadores es, justamente, la amplitud de nuestra oferta. Dejamos de ser un espectáculo netamente deportivo y comenzamos nuestro proceso de transformación hacia un evento integral de dos días de duración con contenidos de calidad para toda la familia.


–¿Cuáles son los objetivos de marketing que posee la categoría a corto y a largo plazo?
–Hoy por hoy, la categoría no es sólo organizar 12 carreras en nueve meses. La era digital nos obliga a desarrollar contenidos para todo el año, independientemente de lo deportivo. No sólo por nuestra imagen sino también por el público y por los sponsors que nos utilizan como plataforma de comunicación. Uno de los principales objetivos en los que venimos trabajando ha sido el impulso de la venta de tickets a través de internet, que viene creciendo de forma sostenida desde 2016. También estamos poniendo foco en alianzas con nuestros clientes para agregar valor a nuestro producto. A largo plazo, buscamos construir una marca que asocie calidad, seriedad, innovación y entretenimiento a cada emprendimiento que realicemos, a cada evento que produzcamos. Queremos que cuando se mencione que el Súper TC2000 arriba a un determinado lugar genere expectativa y ansiedad. Que despierte la pregunta '¿con qué nos sorprenderán esta vez?'. Nuestro objetivo, entonces, es que la marca y el producto crezcan de la mano: adaptándose y cambiando cada vez que sea necesario.

–A principios de año, el Súper TC2000 anunció que cambiaría el rol de las promotoras para que no sean figuras decorativas. ¿Cómo se llevó a cabo esta iniciativa? ¿Qué repercusiones tuvo?
–La realidad es que es un tema que nos veníamos planteando desde hacía un tiempo. No sólo nosotros, sino también las terminales automotrices. La Fórmula 1 dio el puntapié inicial y a partir de ahí nos resultó mucho más sencillo el cambio. Evidentemente, era algo percibido y necesario, ya que no hubo resistencias internas por parte de las marcas. Las repercusiones fueron muy buenas: generamos un cambio de mentalidad que le dio a la mujer un rol activo en nuestros eventos y al mismo tiempo no atentamos contra ninguna fuente de trabajo.