Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

RSE 13.09.2018 | ARGENTINA | FUE LA CUARTA EDICIÓN DEL EVENTO

#MalaMía: profesionales de Unilever Argentina compartieron sus errores
El director de marketing, Francisco Spirito, compartió su experiencia personal y aconsejó: “Hay que aprender a construir de adentro hacia afuera”. (Foto: Prensa Unilever)

#MalaMía: profesionales de Unilever Argentina compartieron sus errores

Ejecutivos de distintas áreas de la multinacional volvieron a hablar de los deslices que tuvieron y luego se transformaron en oportunidades para seguir desarrollándose.

Unilever Argentina realizó la cuarta edición de #MalaMía, el encuentro donde profesionales de distintas áreas de la empresa comparten errores que se transformaron en oportunidades para seguir desarrollándose. Bajo el lema “La magia está en creer en vos”, las historias hicieron foco en transformaciones que sorprendieron y motivaron a los ejecutivos.

Miguel Kozuszok, presidente de la compañía, aseguró que más peligroso que cometer errores es quedarse en la zona de confort. “Tenemos que esforzarnos para ir a la zona de desempeño donde se ve lo mejor de uno; ponerle pasión, correr riesgos y salir a buscar” –agregó–. Seguramente nos equivoquemos, pero hay que ver cómo transformamos el error en una oportunidad”.

El encuentro contó con la participación de más de 200 jóvenes de entre 18 y 25 años. Algunos estudios realizados por la compañía descubrieron que los miembros de esa franja etaria necesitan fortalecer su resiliencia y la tolerancia a la frustración. De esta manera, #MalaMía es un espacio que ayuda a comprender, mediante el relato de otro, que los deslices son un trampolín de crecimiento y no de parálisis, y se necesita de ellos para aprender.

Otro de los que compartió su experiencia fue Francisco Spirito, director de marketing de Unilever. El profesional explicó cómo pudo capitalizar una experiencia laboral en Inglaterra, donde la rutina de ese país terminó siendo más compleja que su fantasía de trabajar en el exterior. “Me preocupaba lo que los demás pudieran pensar de mí: me sentía paralizado a la hora de opinar y me di cuenta que era un problema mío, no de los otros. Hay que aprender a construir de adentro hacia afuera”, expresó.

El cierre estuvo a cargo de Melina Cao, directora de recursos humanos de la organización, quien remarcó la importancia de capitalizar los errores y experiencias. Para ella, esta acción fomentará tanto el crecimiento profesional como el personal.