Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 26.09.2018 | ARGENTINA | LA BRAND MANAGER DE DOVE COMENTA LA CAMPAÑA POR LA BELLEZA REAL

Lucía Podestá: “Dove se propone trabajar en pos de un cambio social”
“La misión de la marca está enfocada en crear un mundo donde la belleza es una fuente de confianza y no de ansiedad”, subraya Podestá.

Lucía Podestá: “Dove se propone trabajar en pos de un cambio social”

La marca de Unilever promueve el mensaje “Sin distorsión digital” para concientizar a las mujeres sobre la importancia de quererse y mostrarse como son, sin alteraciones ni retoques digitales.

Dove incorporó en todas sus imágenes de campaña el logo Sin distorsión digital, para mostrarles a las mujeres que son 100% reales y  hermosas, y para incentivar a otras mujeres y niñas a que se muestren tal como son, se quieran y confíen en lo que son.

Lucía Podestá, brand manager  de Dove Argentina explicó: “Desde hace mucho tiempo existen estereotipos de belleza que se les impone a las mujeres a través de publicidades y las diferentes plataformas de comunicación. Cuerpo esbelto, cutis perfecto y una piel suave y lisa sin imperfecciones, son algunas de las características aspiracionales que se le atribuyen al género femenino”.

El propósito de la marca es haber incorporado el logo a todas sus imágenes gráficas, onlines, vía pública y puntos de venta para 2019, y así, demostrar que ninguno de los contenidos están distorsionados. Además, esta campaña llega para sumarse al Proyecto Para la Autoestima, que Dove fomenta desde 2004 y que se ha comprometido a llegar a 40 millones de jóvenes de todo el mundo con la confianza del cuerpo y la educación de autoestima para 2020.

Estas temáticas sobre el autoestima, surgen como resultado de diversos estudios que realiza la marca desde hace algunos años. Uno de ellos es el Dove global beauty and confidence report que muestra que las mujeres en todo el mundo perdieron la credibilidad en lo que ven relacionado con la belleza. El 77% cree que todas las imágenes en los medios fueron alteradas digitalmente o mejoradas, mientras que el 69% de las mujeres declaran sentirse presionadas por las publicidades y por los medios para alcanzar un estándar de belleza poco realista. Podestá, declaró: “Sobre este terreno fértil y repleto de ilusión, Dove se propone trabajar en pos de un cambio social que permita fortalecer el optimismo de las niñas y contrarrestar los mensajes distorsionados del entorno. Al compartir los resultados del estudio con la sociedad, la marca invita a sus miembros a convertirse en participantes activos de una nueva iniciativa que se propone ir a los cimientos de la belleza real”.

La investigación se llevó adelante en catorce países y en el caso de la Argentina, reveló que las niñas están entre las menos propensas del mundo a describirse como hermosas, sólo el 3% eligió ese adjetivo para definirse, aunque una de cada cinco niñas afirmó que sería más feliz si se sintiera hermosa. Una cifra que las ubica por debajo de las de Brasil, donde el 19% de las niñas se autocalificó de esa manera, y del porcentaje obtenido en la India, donde el 24% de las niñas eligió hermosa para describirse a sí mismas, lo que las convierte en las más propensas a describirse de aquella manera.

Además, reveló que, a pesar de que el 69% de las niñas argentinas dice estar satisfechas con su apariencia, un 39% evitó hacer alguna actividad a causa de su aspecto. Y esta limitación no se limita sólo a deportes o eventos sociales: incluye también la visita al médico, la expresión de las propias opiniones, la participación en clase y hasta la asistencia al colegio. Asimismo, casi la mitad de las niñas argentinas admite ser la peor crítica de su apariencia.

“Sin embargo, algunos resultados arrojados por el estudio resultan esperanzadores —alienta Podestá—. El futuro imaginado por estas mismas niñas está repleto de entusiasmo: el 79% cree que cuando crezca sentirá confianza en sí misma y el 69% vislumbra el futuro como un lugar en el que podrá expresarse con libertad. Asimismo, el 80% se imagina llevando adelante una carrera exitosa”.

El propósito de la marca es haber incorporado el logo a todas sus imágenes gráficas, onlines, vía pública y puntos de venta para 2019.

—Podestá, usted en algún momento declaró: “Dove hace años trabaja exhaustivamente para ayudar a mujeres y niñas en fortalecer su autoestima, en un mundo donde está muy latente los ideales de belleza”. ¿Puede ampliar esta declaración?
—Dove tiene como premisa inspirar a las mujeres para que se sientan seguras de sí mismas y confíen en el poder de su propia belleza. La misión de la marca está enfocada en crear un mundo donde la belleza es una fuente de confianza y no de ansiedad. Estamos comprometidos a ayudar a las futuras generaciones a alcanzar su pleno potencial, se propone trabajar en pos de un cambio social que permita fortalecer el optimismo de las niñas y mujeres y así contrarrestar los mensajes distorsionados del entorno. En este sentido, el propósito de la marca sí generó un impacto en la publicidad porque mostró otro tipo de mujeres; y realmente fue disruptivo con su lanzamiento. Hoy vemos que cada vez son más las marcas que se suman a esta tendencia. Dove anima a las mujeres a mostrar su mejor versión, porque verte y sentirte mejor te hace ser más feliz. En eso llevamos creyendo 60 años, y hoy reafirmamos nuestro compromiso mediante tres promesas: Siempre presentamos a mujeres reales, no a modelos. Las modelos reflejan una visión limitada de la belleza y Dove cree que la belleza es para todos, por eso presenta a mujeres reales de diferentes edades, tallas, etnias, tipo o estilo. Y la tercer promesa es que retratamos a las mujeres tal y como son. Ayudamos a las niñas a ganar autoestima y confianza corporal.

—En relación a los valores de Dove, y de Unilever en general, ¿coinciden con sus propios valores? ¿Qué puede destacar de trabajar en una empresa con esos principios?
—Es un orgullo y una responsabilidad trabajar en una marca como Dove con valores tan fuertes. Un orgullo porque realmente me siento representada con el punto de vista de la marca, que busca hacer una diferencia y ayudar a las mujeres a quererse más. Y una responsabilidad, porque constantemente sin darnos cuenta estamos invadidos por imágenes que no representan belleza real, y debemos ser consistentes en lo que la marca enarbola.