Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

MANAGEMENT 08.11.2018 | GLOBAL | OBJETAN LOS PAQUETES DE DESPIDOS A LOS ACUSADOS

Trabajadores de Google protestan por el trato a las inconductas sexuales
Empleados reunidos fuera de una de las oficinas de Google.

Trabajadores de Google protestan por el trato a las inconductas sexuales

(Ad Age) – Gran cantidad de empleados de Google salieron de sus oficinas en todo el mundo, desde Zurich y Dublin a Londres y Singapur, para protestar por la actitud de la empresa de entregar en secreto millones de dólares como paquetes de despido a algunos ejecutivos que habían sido acusados de inconducta sexual.

Miles de trabajadores de Google salieron de sus oficinas en todo el mundo para protestar por la forma en que el gigante tecnológico ha manejado la inconducta sexual de algunos de sus principales ejecutivos.

Arrancando en Asia y extendiéndose luego a lo largo de Europa, las fotos posteadas con el hashtag #GoogleWalkout comenzaron a inundar a Twitter mientras los empleados se reunían fuera de las oficinas de Google en Zurich, Dublin, Singapur, Londres y Hyderabad, India. En Estados Unidos, los manifestantes de todo el país comenzaron a llegar a las 11:10 en Nueva York, incluyendo a las oficinas de Google en Manhattan y Atlanta. El grupo de empleados, llamado Google Walkout For Real Change, dijo que 47 oficinas mundiales estaban participando del movimiento.

La salida masiva fue encendida por un reciente artículo del New York Times que reportó que Google dio en secreto millones de dólares a algunos ejecutivos como paquetes de despido después de que fueron acusados de inconducta sexual. El artículo, publicado la semana pasada, dijo que Andy Rubin, el inventor del software mobile Android, había recibido 90 millones de dólares después de que la compañía verificó que una denuncia en su contra era creíble. Rubin dijo en respuesta al reporte que él “nunca había obligado a una mujer a tener sexo en una habitación de hotel. Además, estoy profundamente preocupado por que anónimos ejecutivos de Google estén comentando sobre mi legajo personal y distorsionando los hechos”.

En el mismo día en que fue publicado el reporte periodístico, el CEO de Google Sundar Pichai y la vicepresidenta de operaciones públicas Eileen Naughton, trataron de reasegurar al staff al decir en un e-mail que la compañía estaba “muy seriamente” tratando de asegurar la provisión de un “lugar de trabajo seguro e inclusivo”. Dijeron que Google había despedido a 48 personas sin retribuciones por inconducta sexual en los últimos dos años.

Eso no fue suficiente para calmar a los empleados de Google, quienes tomaron al medio social para expresar su furia y armar la protesta. Cantidades de empleados de la firma se volcaron a los edificios de la compañía en Mountain View, California, y se dirigieron al centro del campus. La multitud fue silenciosa. Un hombre sostenía un cartel que decía simplemente: “5 demandas”. Después de unos minutos, una mujer cantó en un megáfono : “Luchen por las mujeres, luchen por los trabajadores”. Dijo que estaban enviando un mensaje al liderazgo. La multitud de varios cientos de empleados saludó entusiastamente el reclamo.

“Estamos aquí porque queremos un igual y justo lugar de trabajo para todos”, dijo Sadia Nahreen, una empleada de la compañía en una entrevista. “Yo me sorprendí con los reportes”.

Más temprano, en Nueva York, cientos de empleados de Google aparecieron en la oficina de Chelsea y se reunieron en la ribera del río Hudson, frente a las miradas de docenas de curiosos, un enjambre de cámaras de televisión y oficiales de la policía. Thomas Kneeland, un ingeniero de software de Google en Nueva York, dijo que había tomado parte en la protestas porque “dejar a los ejecutivos salir con un montón de dinero cash después de una acusación de inconducta sexual” es inmoral y debería frenarse. “Nosotros actuamos como los que están en problemas que nunca pueden ser resueltos, pero somos Google, y resolvemos los problemas del mundo cada día”, dijo Kneeland. “Deberíamos ser capaces de dejar una marca con esto”.

El movimiento de empleados que realizó el walkout está reclamando por estos cambios:
- Terminar con el arbitraje forzado en casos de acoso y discriminación.
- Una revelación pública de los casos de acoso en la compañía.
- Un “trasparente e inclusivo proceso” de las inconductas sexuales “en forma segura y anónima”.
- El chief diversity officer debería responder directamente al CEO y hacer recomendaciones al directorio.
- Un representante de los empleados en el directorio.
- Un compromiso de finalizar las desigualdades de pago y oportunidades.

Jessica Suárez trabaja como especialista de producto para el gigante tecnológico y dijo que había salido a la calle porque es injusto para los trabajadores enterarse a través de los medios de los montos multimillonarios de los paquetes de salida. “He estado en Google durante cuatro años y me gusta lo abierto de su cultura”, dijo Suárez. “Pero esto parece una traición a la cultura de la empresa”.

El movimiento parece haberse crecido en apoyo en los días posteriores al primer anuncio del walkout. “Rápidamente quedó en claro que esas preocupaciones eran muy ampliamente compartidas”, dijo Brishen Rogers, profesor de leyes de la Temple University. “El número de trabajadores que salieron a la calle es mucho mayor de lo que la gente había previsto unos días antes. Básicamente la protesta se hizo viral, y la gente se movió fuera de las oficinas con rapidez”.