Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario Banner Publicitario
SHARE

PUBLICIDAD 07.03.2019 | MéXICO | WOMEN TO WATCH MÉXICO 2019

Patricia Molina: “La formación digital es aún una asignatura pendiente”
“La transformación digital no se consigue sin foco en las personas, y para ello es necesario involucrarlas y empoderarlas activamente”, explicó la ejecutiva.

Patricia Molina: “La formación digital es aún una asignatura pendiente”

La CEO de Havas Group México habló sobre el trabajo de la empresa y la situación de la industria digital mexicana.

–¿Qué significa para usted haber sido elegida Women to Watch? ¿Qué importancia tiene este tipo de reconocimientos?
–Siempre es un honor recibir premios, pues es un reconocimiento a tu esfuerzo no sólo profesional sino también al que se realiza a nivel personal, que te impulsa a seguir trabajando en pro de lo que te apasiona y sobre lo que quieres trascender como ser humano. En el futuro me encantaría que llegue el día en el que los premios no distingan entre hombre y mujer.

–¿Qué balance hace de estos dos años y medio al frente de Havas Group México?
–El resultado es altamente positivo; estoy muy orgullosa de lo que hemos logrado en estos dos años. Tengo la fortuna de tener un gran equipo de profesionales trabajando de la mano. Havas es una compañía muy ágil: hace cuatro años el grupo fue pionero en el desarrollo de la estrategia Together, que consiste en la integración de Medios, Creatividad y Data apoyada de tecnología, con el objetivo de simplificar la complejidad y eliminar la fragmentación de servicios que hoy sufren los clientes. Esta estrategia ha sido muy exitosa y nos ha permitido consolidar la relación con los clientes, entendiendo mucho mejor su negocio y dando soluciones integradas. Ahora, el nuevo desafío es apasionante: si bien el grupo ha invertido en data y tecnología ha decidido tomar el camino del contenido, dar un paso más allá de la integración de medios y creatividad, como parte de la fusión con Vivendi (Gameloft, Universal Music, Canal+, Tim Italia, y demás).

–Para algunos profesionales del sector, el área digital está alcanzando recién ahora su madurez. ¿Está de acuerdo con eso? ¿Qué queda aún por lograr?
–La transformación digital es una transformación de negocio que no se consigue sin foco en las personas, y para ello es necesario involucrarlas y empoderarlas activamente en el proceso con formación, nuevas herramientas de trabajo en red, canales innovadores de comunicación interna, employer branding y digitalización de los procesos clave. En este sentido, la formación en materia digital es aún una asignatura pendiente para las organizaciones. Además, a un gran número de empresas les queda mucho camino por recorrer en lo que respecta al uso de herramientas colaborativas digitales y de trabajo en red, sin olvidar la suma relevancia de contar con un equipo especializado y experimentado en el tema. Si hablamos específicamente de publicidad digital en México, me parece que todavía tenemos bastante por lograr. Podemos considerar que existe una madurez del mercado dado el hecho de que se han embebido y entendido los diferentes términos, pero el reto es utilizarlos de forma estratégica. En resumen, me parece que en México tenemos bases sólidas pero falta ser más estratégicos a la hora de utilizarla.

–¿Cómo pueden las marcas hacer un uso productivo de la big data?
–La data funciona para dos cosas: tomar decisiones y controlar. En este sentido la big data debería utilizarse para generar escenarios de toma de decisiones integrados. Permite utilizar modelos que son extremadamente útiles pero con poco volumen pueden ser muy riesgosos. Estos modelos, principalmente de machine learning, sirven para mejorar la experiencia de los clientes por medio de una comunicación que tiende al uno a uno en entornos con millones de personas. Dicho más sencillo: definiría el potencial de big data como personalización.

–¿Qué es lo que más disfruta de su profesión?
–Lo que más disfruto es la transformación que se vive todos los días en nuestra industria y que nos obliga a reinventarnos, pero lo que es más apasionante aún es la velocidad con la que se producen los cambios. Considero que este momento es uno de los más lindos para estar en la publicidad. Sin embargo lo que más disfruto es que el fondo de las cosas no cambia, ya que continuamos en la búsqueda de resolución al mismo dilema de siempre: cómo ayudamos al crecimiento de nuestros clientes y cómo ayudamos a ser una marca significativa para el consumidor.