Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

INSIGHTS 14.06.2019 | ESPAñA | EL CONSUMO DE LA NUEVA ERA

Take away: más tiempo para el cliente y más dinero para las empresas
La tendencia listo para comer se estima que ya está disponible en dos de cada diez locales de comida en el país ibérico. (Foto: Tusolovivemadrid.com)

Take away: más tiempo para el cliente y más dinero para las empresas

Un estudio de Nielsen descubrió que los españoles consumen alimentos “listos para comer” seis veces al mes, una iniciativa que genera incrementos en las ventas de hasta un 50% en el prime time.

Las comidas elaboradas en el supermercado y los restaurantes take away se han convertido en aliados de aquellas personas que cuentan con un ritmo de vida frenético y no cuentan con los tiempos necesarios para cocinar o sentarse en un restaurante a almorzar o cenar.

El protagonismo que han alcanzado estas nuevas opciones de alimentarse ha crecido tanto que los españoles recurren a ellas un promedio de seis veces al mes. Esto lo asegura el informe Recalculando ruta 2020, de la consultora Nielsen, que ha sido presentado en el Congreso AECOC de Estrategia Comercial y Marketing, realizado esta semana en Madrid.

La tendencia listo para comer se estima que ya está disponible en dos de cada diez locales de comida en el país ibérico. La implementación de este servicio les supone a estas tiendas en el momento del prime time (entre las siete de la tarde y las once de la noche) un incremento del 50% de sus ventas.

Asimismo, esta línea de negocio ha sabido responder a las necesidades del consumidor: dos de cada tres que piden al restaurante para comer en casa reconocen que es por no tener qué cocinar, mientras que casi la mitad aduce ahorro de tiempo y comodidad de no tener que desplazarse.

Nielsen explica que se está produciendo una oportunidad que surge de la llamada disolución de los canales y de los formatos (la transcanalidad). Esto requiere una nueva aproximación a la gente, pero no de una manera colectiva, sino personalizada. Con lo cual, conocer a cada cliente, sus definiciones, sus momentos y cómo se le puede aportar valor engloban el principal reto al que se enfrenta la industria y la distribución, con la tecnología como punto de apoyo para abordar las estrategias. En este marco, la inteligencia artificial se posiciona como un facilitador o potenciador de la propuesta de valor, ya que su uso logra conectar fabricantes y distribuidores con el público en general.

Por otro lado, el estudio señala que ser listo con la tecnología es hacer menos traumático el momento del pago de la compra. Por ello, un 60% de consumidores está interesado en abonar un producto o servicio a través de una app para evitar el paso por la tradicional caja de salida.

“El mercado afronta un contexto de demanda estancada, menor renta disponible y envejecimiento de la población –manifestó Ángela López, directora de iniciativas estratégicas de Nielsen–. Esto obliga a virar hacia un nuevo camino de crecimiento con herramientas como medio para llegar a un cliente ya preparado, al que hay que conocer de manera particular, tanto su perfil como sus momentos”.