Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 15.08.2019 | ARGENTINA | ACOSTUMBRADO A LA DEVALUACIÓN Y LA RECESIÓN

El argentino: un consumidor que aprendió con las crisis
Kantar encuestó a 1.000 personas en la Argentina para determinar los principales patrones de consumo.

El argentino: un consumidor que aprendió con las crisis

A través de una encuesta, la consultora Kantar realizó un identikit que define a un habitante de este país a la hora de comprar: se destaca su ingenio para adquirir las marcas que le gustan a un buen precio y de adaptarse a los vaivenes de la economía.

La Argentina se encuentra en un contexto recesivo que obliga a la población a cambiar sus hábitos de compra y provoca que las empresas tengan que rediseñar sus estrategias para llegar a sus clientes de la mejor manera. En este marco, la consultora Kantar presentó Radiografía de los Argentinos: un informe basado en encuestas a 1000 personas de diferentes sectores que detectó algunos patrones para configurar un identikit del consumidor en este país.

Mariana Fresno Aparicio, CEO de la firma investigadora, fue quien estuvo a cargo de la presentación del relevamiento. Esta ejecutiva explicó cuáles son los ejes sobre los cuáles trabaja la división de insights de esta organización: marcas, creatividad, medios, experiencia, innovación y compras.

Radiografía del consumidor argentino 2019

-Cambiante: Sus expectativas fluctúan rápidamente frente a cambios en el contexto.

-Adaptativo: Modifica permanentemente sus hábitos de compra en busca de la conveniencia.

-Ágil: Reacciona rápidamente ante los estímulos y los nuevos escenarios.

-Infiel: Más del 90% de los consumidores alterna entre varias marcas o elige por precio.

-Marquero: Intenta elegir empresas que le agradan o con las que se identifica. El factor aspiracional tiene mucho peso.

-Buscador de calidad: Busca compañías que le solucionen problemas y le satisfagan sus necesidades. Además, castiga a aquellas que fallan, aunque sean económicas.

-Resignado: El 96% de los encuestados declaró haber reducido o abandonado alguna categoría durante el último año. Asimismo, a pesar de que se trata de un consumidor marquero, el argentino empezó a recurrir a segundas marcas.

-Entrenado: Las sucesivas crisis lo han vuelto escéptico y desconfiado: espera mensajes claros y concisos por parte de las empresas.

-Conectado: El 97% de los consultados tiene un smartphone y pasa un promedio de 6,8 horas al día online.

-Contradictorio: Si bien la Argentina es el país que registra mayor consumo de galletas en el mundo (12 kg por año per cápita), también está creciendo el consumo de productos saludables: el 75% sostiene que está introduciendo cambios en su dieta.

-Saturado: Un tercio de las personas cree que pasa demasiado tiempo mirando el teléfono y valora las interacciones cara a cara.

-Transparente: Mucho de lo privado se ha vuelto público a través de las redes sociales y la Argentina se encuentra dentro del top 20 de naciones con más usuarios en Facebook, Instagram y Twitter.

-Inclasificable: El consumidor no quiere ser etiquetado. Los límites de género y edad se han vuelto difusos, en medio de una tendencia a eliminar las diferencias.

-Esquivo: Casi la mitad de los argentinos (44%) tiene instalado un ad blocker. Además, cuatro de cada diez expresan que no les prestan atención a las publicidades.

-Early adopter: El 90% de los adultos en este país ya hizo al menos una compra por internet en alguna ocasión. Además, dentro de la región de Capital Federal y el Gran Buenos Aires, dos de cada tres personas han usado apps de delivery.

-Global: En línea con las tendencias a nivel mundial, el argentino busca experiencias, probar cosas nuevas, viajar y conocer lugares. Tiene ganas de salir y divertirse.

-Demandante: Fundamentalmente, son los millennials y los centennials quienes les exigen a las marcas comportamientos responsables con el medio ambiente y que apoyen propósitos sociales de forma genuina.