Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 27.04.2020 | ESPAñA | GANADORES, PERDEDORES Y OPORTUNIDADES PARA EL DÍA DESPUÉS

El 75% de las empresas españolas está adaptando su oferta a la pandemia
El 32% de los encuestados asegura que las marcas lo decepcionan porque no corresponde su actitud durante la crisis.

El 75% de las empresas españolas está adaptando su oferta a la pandemia

El informe de MRM muestra que la esperanza de los españoles ante la crisis de la Covid-19 descansa hoy más sobre las marcas que sobre el Gobierno.

La agencia MRM publicó el estudio “Las relaciones en tiempo de coronavirus. Ganadores, perdedores y oportunidades para el día después”, un análisis sobre cómo perciben los españoles la labor de las marcas desde el inicio de la crisis sanitaria, qué marcas son las más —y las menos— valoradas y, también, cómo será el consumo en el país después de la pandemia de la Covid-19.

El informe se basa en una encuesta de ámbito nacional realizada por la propia compañía, sobre un universo de más de mil encuestados (margen de error del 3% y nivel de confianza de 95%), y también en el uso de diversas herramientas de escucha social, investigación de mercado y detección de tendencias, entre otros.

La sociedad española confía hoy más que nunca en las marcas: la esperanza de los españoles descansa incluso más en ellas que en el propio Gobierno, algo sin precedentes. Y los consumidores esperan de las marcas algo más que una mera contribución económica; un 75% de los encuestados pide a las compañías que adapten sus productos y servicios a las particularidades de esta crisis.

Lo que esperan los consumidores es que, además de contribuir financieramente a combatir la pandemia, las marcas adapten sus productos y servicios a las particularidades de esta crisis (75%), digitalizando, innovando, flexibilizando…, en definitiva, ayudando  a la sociedad en general y al consumidor y sus circunstancias personales en particular. Y esto está relacionado con el story-doing, con hacer algo.

Aquellas que ya lo han hecho han pasado a ser, algo más de cinco semanas después de que se decretara el estado de alarma, las nuevas loved brands: el 47% de los españoles tiene hoy entre sus marcas favoritas a algunas que antes no lo eran. La clave para estas compañías estará en saber mantener ese nuevo amor, y en el momento oportuno convertirlo en consideración y la consideración en ventas.

Las marcas que siguen este camino y son capaces  de comunicarlo a la sociedad y a sus consumidores, tienen el corazón de los españoles ganado. La crisis  es una gran oportunidad para conectar con aquellos que como marca nunca te consideraron imprescindible.

Sin embargo, al igual que hay marcas amadas, también hay grandes “perdedores” de esta crisis, y los consumidores españoles lo tienen claro: son aquellas marcas que han optado por el silencio o que no han sabido comunicar su contribución.

Las marcas que han optado por el silencio o que no  han sabido comunicar su contribución y esfuerzo tienen un panorama más complicado. El 61% de los españoles reconocen que les habría gustado que muchas de esas marcas que siempre le hablaron hubiesen estado más presentes. Un 72% siente emociones muy negativas hacia ellas, como el enfado (13%) y el rechazo (15%). En caliente, hasta el 68% de estos consumidores indignados afirma que intentará no volver a comprarlas.

Las marcas que son percibidas negativamente han perdido ya la confianza del 12% de sus clientes para siempre (aunque nada es eterno), y requerirán de un esfuerzo extra para recuperar la de un 39% de sus consumidores después de la crisis sanitaria. Entre la población de mayor edad y aquellos cuyo puesto de trabajo se ha visto comprometido, esa pérdida de confianza es mucho más acusada.

Con amor o con rechazo, el 70% de los españoles cambiará sus hábitos de consumo cuando la crisis de la Covid-19 haya concluido, virando hacia un consumo más sostenible ─incluso más local─ y en el que primará más que nunca la experiencia. Algo que los consumidores piden, desde ya, a sectores como viajes y hostelería e industria del lujo, que se reinventen.

El 32% de los encuestados habla de un consumo más consciente y sostenible, y el 25% habla de un consumo más local, como forma de contribuir al desarrollo económico del entorno. Para un 15% la clave no va a estar tanto en el consumo como en el ahorro, que es lo que van a priorizar, en busca de un colchón. Un 11% habla de recortar gastos, directamente, como forma de adaptarse a una nueva situación económica a la que deberán hacer frente desde ya. Solo un 5% se dejará llevar por caprichos.