Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 22.09.2020 | CHILE | CLASE MEDIA, TELETRABAJO Y SALUD EN EL CHILE POSTCORONAVIRUS

El 53% de los chilenos tiene una buena percepción del teletrabajo
El 42% de chilenos considera que el teletrabajo es mejor que el trabajo presencial, versus un 20% que lo describe como peor.

El 53% de los chilenos tiene una buena percepción del teletrabajo

La investigación que realizó MetLife junto a Criteria demuestra que pasar más tiempo con los familiares y la disminución de tiempo en traslados son algunos de los aspectos más valorados del trabajo remoto por la clase media chilena. Esta modalidad de trabajo impacta positivamente en la calidad de vida de las personas.

La llegada de la pandemia de Covid-19 ha generado múltiples cambios en la vida de los chilenos, y, entre ellos, la irrupción del teletrabajo ha repercutido especialmente en la vida de los trabajadores de la clase media. Con este segmento de la población como foco de preocupación, el nuevo estudio desarrollado por MetLife, junto a Criteria, reveló que el teletrabajo ─bien implementado─ impacta positivamente en la calidad de vida de las personas, y con ello, en su salud mental.

En esta línea, la investigación titulada “Clase media, teletrabajo y salud en el Chile postcoronavirus” demostró que un 53% de los encuestados tiene una buena percepción con respecto al trabajo remoto, ya que les otorga mayor tiempo para estar con la familia, el ocio y menores tiempos de traslado hacia las oficinas. Asimismo, el 42% de ellos considera que el teletrabajo es mejor que el trabajo presencial, versus un 20% que lo describe como peor.

A pesar de que el teletrabajo tiene una buena percepción dentro de los trabajadores, existen diferentes desafíos significativos a la hora de su implementación. El estudio reflejó que el trabajo remoto puede derivar en una mayor jornada laboral y que, además, puede tener efectos en la salud. Ante esto, un 69% de los encuestados afirmó haber sufrido o experimentado alguna dolencia desde que empezó a trabajar bajo esta modalidad, las que estarían asociadas principalmente a molestias físicas y problemas psicológicos.

Entre los malestares psicológicos, se destacan el aumento de ansiedad, el insomnio y el estrés, mientras que disminuyen la irritabilidad, la sensación de fracaso y la apatía. Entre los malestares físicos, enfatizan el aumento de peso, el cansancio en la vista y dolor de espalda, versus la disminución de úlceras o molestias gastrointestinales, alergias y resfriados frecuentes.

Otro de los hallazgos importantes de la investigación es que el teletrabajo para el empleador también presenta ventajas, ya que hay una disminución de los costos de infraestructura, que no impactan en la productividad, donde el principal desafío es mantener viva la cultura organizacional, la que se ve afectada por la disminución en la interacción entre los colaboradores. Y, desde esa perspectiva, el estudio arrojó que la fórmula ideal es un mix de ambas modalidades: la remota y la presencial.

Para el gerente general de MetLife, Andrés Merino, uno de los principales objetivos del estudio es que sirva como insumo para futuras decisiones: “Quisimos enfocarlo desde lo constructivo, entendiendo que el teletrabajo llegó para quedarse”.