Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 26.11.2020 | GLOBAL | LAS CATEGORÍAS SON LIDERAZGO, CONOCIMIENTO, CREATIVIDAD E IDENTIDAD

Once latinas están entre las 100 más influyentes de 2020, según la BBC
Cabrera, Caishpal Jaco, Castro, López, Nenquimo, Raffalli, Shady, Tijoux, Unda, Racy y Lea T.

Once latinas están entre las 100 más influyentes de 2020, según la BBC

Dos argentinas, Evelina Cabrera y Carolina Castro; una de El Salvador, Wendy Beatriz Caishpal Jaco; una colombiana, Claudia López; una ecuatoriana, Nemonte Nenquimo; una venezolana, Susana Rafalli; una de Perú, Ruth Shady; una chilena, Ana Tijoux; una mexicana, Arussi Unda; y dos de Brasil, Cibele Racy y Lea T.

La BBC ha revelado su lista de 100 mujeres inspiradoras e influyentes en el mundo en 2020. Este año, se destacaron aquellas mujeres que están impulsando cambios y marcando una diferencia en estos tiempos turbulentos. Las categorías que se utilizaron fueron liderazgo, conocimiento, creatividad e identidad.

La lista incluye a Sanna Marin, quien lidera la coalición femenina del gobierno de Finlandia, hasta Jane Fonda, actriz y activista contra el cambio climático, y la científica Sarah Gilbert, quien lidera la investigación de la Universidad de Oxford para crear una vacuna contra el coronavirus. Además, considerando el contexto particular de este año, en el cual incontables mujeres del mundo han hecho sacrificios para ayudar a otros, uno de los nombres de la lista fue dejado en blanco como tributo a todas ellas.

Dentro de la lista de las 100 del mundo, se destacaron once latinas:

-Evelina Cabrera, la argentina entrenadora de fútbol y mánager. Fundó la Asociación Argentina de Fútbol Femenino a los 27 años. Formó varios equipos (entre ellos uno para mujeres ciegas), capacitó a presas y ayudó a mujeres y niñas vulnerables a través del deporte y la educación. Como una de las primeras entrenadoras de fútbol en Argentina, ha publicado una autobiografía en la que detalla su lucha por la igualdad.

-Wendy Beatriz Caishpal Jaco, oriunda de El Salvador, es activista por los derechos de los discapacitados. Es representante de El Salvador en el Instituto de Mujeres sobre Liderazgo y Discapacidad (WILD) y Movilidad Internacional de Estados Unidos. También es fundadora y directora del proyecto municipal Ahuachapán Sin Barreras, que promueve y protege los derechos de las personas con discapacidad.

-Carolina Castro, directora gremial argentina. Es la primera mujer en alcanzar un cargo directivo en la Unión Industrial Argentina (UIA) en sus 130 años de historia. Su activismo ha contribuido a impulsar la agenda de igualdad de género en todos los partidos políticos en un país donde el debate público está muy polarizado. Pertenece a la tercera generación de una empresa familiar que fabrica autopartes. En su puesto al frente de la compañía ha roto estereotipos al emplear mujeres en el área de producción en un porcentaje superior a la media del mercado.

-Claudia López, primera alcaldesa de Bogotá, Colombia. Fue senadora por el partido Alianza Verde entre 2014 y 2018. Lideró la Consulta Popular Anticorrupción que contó con 11.600 millones de votos (un mandato del 99%) a favor de las medidas propuestas: un récord en la historia de Colombia.

-Nemonte Nenquimo, líder Waorani en Ecuador. Es una mujer indígena Waorani comprometida con la defensa de su territorio ancestral, su cultura y su forma de vida en la selva amazónica. Es cofundadora de la organización sin fines de lucro dirigida por indígenas “Ceibo Alliance”. Es también la primera mujer presidenta de la organización Waorani de la provincia de Pastaza y una de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Time.

-Susana Raffalli, nutricionista venezolana. Lleva 22 años ayudando en emergencias en todo el mundo. Ayudó a Cáritas de Venezuela a lanzar una herramienta que mostrara, en tiempo real, el impacto de la crisis humanitaria en los niños en un momento en que aún se negaba la crisis en Venezuela. También fundó una red de centros que permiten el apoyo nutricional a los niños que viven en barrios marginales. Durante la pandemia, consiguió mantener abiertos los servicios de alimentación para ciudadanos de bajos ingresos, mujeres con VIH y cárceles para jóvenes.

-Ruth Shady, arqueóloga de origen peruano. Es vicedecana de investigación en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Marcos. Es directora de investigación multidisciplinaria del sitio arqueológico de Caral, considerada la civilización más antigua de América. Tiene el título de Doctora honoris causa de cinco universidades peruanas, y en 2018 ganó el premio nacional L'Oréal-Unesco para mujeres científicas. También fue condecorada con la Medalla de Honor del Congreso de la República del Perú.

-Ana Tijoux, música de Chile. Es una hip hopera feminista y activista; en sus letras denuncia las deficiencias sociales y culturales. Reivindica los derechos de las mujeres y denuncia la violencia de género. En 2014 destacó esto en la canción “Antipatriarch” de su disco Vengo. Además, participa con frecuencia en campañas contra la desigualdad y la opresión en el mundo.

-Arussi Unda, activista mexicana. Junto a su colectivo feminista, Brujas del Mar, se han erigido como una voz para todas las mujeres de México. Este año, inspiraron a mujeres de todo el país a participar en una huelga nacional el 9 de marzo. Esto hizo que las mujeres dejaran de trabajar y abandonaran otras actividades y se quedaran en casa.

-Cibele Racy, profesora de Brasil. Es una directora de colegio jubilada que fue pionera en la enseñanza de la igualdad racial a los niños de las escuelas primarias de San pablo. Revisó todos los procesos de gestión de su escuela para hacer que el entorno de trabajo fuera más inclusivo para el personal, sin importar su raza, género o posición.

-Lea T, modelo transgénero brasileña. Ha estado en el negocio de la industria de la moda durante más de 10 años y ha aparecido en las páginas de muchas publicaciones de alto perfil como Marie Claire, Grazia y Vogue. En 2016, ganó reconocimiento como la primera persona abiertamente transgénero en participar en una ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. Es un ícono de la cultura pop de defensa de las personas transgénero, que habla sobre la discriminación contra las personas LGBT.