Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

MARKETING 13.09.2021 | ARGENTINA | HABLAN LAS LEADING WOMEN DE ARGENTINA 2021

Paula Herman: “La comunicación, en pandemia, fue vital en todas las áreas”
Paula Herman: “El desafío es contar las cosas de forma cercana y humana; pero que no sea sólo discursivo y posteable, sino comprobable y tangible”.

Paula Herman: “La comunicación, en pandemia, fue vital en todas las áreas”

Líder de comunicaciones en Banco Supervielle, la ejecutiva habló con Adlatina tras ser reconocida entre las mujeres líderes del país. En un contexto en que la comunicación cobró más importancia que nunca, Herman asegura: “Todos podemos obtener la misma data, pero no necesariamente la misma eficiencia y empatía en los mensajes que emitimos”.

Paula Herman, líder de comunicaciones de Banco Supervielle, es una de las quince profesionales elegidas por Adlatina y Ad Age para recibir el reconocimiento Leading Women.

Licenciada en comercialización por la UCES, Herman tiene más de diez años de experiencia en el sistema financiero. Formó parte del equipo de comunicaciones de Santander, donde lideró diversos proyectos. Hace tres años llegó a Supervielle con el objetivo de reposicionar el banco. Desde entonces ha colaborado en dar un giro a la comunicación, participó en las campañas Superate y Human Banking, entre otras. En 2021 estuvo al frente del desarrollo estratégico de Apptitud y Te acompañamos, que además de innovar en la manera de operar con el banco pone a los clientes como centro de toda acción. Su mayor logro, dice, es poder equilibrar “trabajo y familia” junto a George y sus hijos Pipe e Isa.

—¿Qué representa para usted el reconocimiento Leading Women Argentina 2021? ¿Qué les diría a las futuras generaciones?
—Representa un orgullo, un mimo a los años de trabajo en esta profesión que amo y, especialmente, un desafío para honrar de acá en adelante. A las futuras generaciones les digo y pido que trabajen amando lo que hacen, que pongan garra y corazón esmerándose, que valoren cada oportunidad en este rubro tan lindo y competitivo a la vez; por último, les aconsejo que no pierdan el equilibrio entre lo laboral y lo personal.

—¿Cuáles son los principales cambios que ve en la industria de la comunicación desde sus comienzos hasta ahora?
—El principal cambio fue cómo los mensajes pasaron de ser masivos a segmentados. Es increíble cómo hoy la tecnología y la inteligencia artificial nos permiten conocer mucho más sobre nuestros clientes y audiencias. En este contexto, evolucionamos como comunicadores y marketineros, ya que no sólo podemos adaptar los productos y servicios, sino los mensajes, dándoles mayor diversificación y adaptándolos según los segmentos, plazas, etcétera. Pero también nos demanda una enorme responsabilidad por el manejo de data e inteligencia creativa de la humana para impactar de manera sobresaliente, ya que todos podemos obtener la misma data, pero no necesariamente la misma eficiencia y empatía en los mensajes que emitimos.

—¿Cree que con la pandemia quedó evidenciada aún más la importancia del rol de la comunicación? ¿En qué aspectos?
—Fue fundamental en todas las áreas. Los bancos cerraron sus puertas, lo cual llevó a dar un giro importante en la forma de relacionarse con sus clientes: tuvimos que entender sus necesidades y ponerlos en el centro. Para lograrlo, estar presente con comunicación que pudiera ayudarlos fue primordial. Realizamos campañas en los principales medios de comunicación contando de forma cercana cómo podían operar con Supervielle, realizamos tutoriales para ayudar a realizar todas sus operaciones, reforzamos los canales de contacto, entre otras cosas. Somos un banco humano y lo demostramos.

-¿Cuáles son los principales desafíos a los que debe enfrentarse un director de comunicaciones en la actualidad, teniendo en cuenta la democratización de la generación de contenidos y las redes sociales?
—El desafío es contar las cosas de forma cercana y humana. Pero que no sea sólo discursivo y posteable, sino comprobable y tangible. Por eso la campaña Apptitud es esencialmente una demo de impacto acerca de cómo operar en un banco que entiende el alto nivel de conectividad “necesario” y “obligado” inclusive por la pandemia en este contexto.

—¿Cuál es la situación de la industria financiera en términos de integración de las mujeres en puestos de dirección?
—Es un tema que forma parte de una agenda prioritaria. Sin embargo, las nuevas generaciones son, a mi entender, las que van a “normalizar” e igualar de manera natural esta brecha que hoy existe, para poder valorar logros y aptitudes más allá del género.

—¿En qué están trabajando actualmente y cuáles son sus próximos objetivos?
—Seguimos trabajando en el posicionamiento de Supervielle como una opción “human” de entidad financiera. El gran desafío como banco de la segunda ola es logar la captación de nuevos clientes de una forma cien por ciento digital y simple, tanto para individuos como para empresas, valorando el tiempo de ellos y avanzando en la principalidad de los clientes actuales.