Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

RSE 05.10.2021 | MéXICO | COLUMNA EXCLUSIVA

Multimodalidad: un respiro al planeta, por David Mínguez
“Para 2040 Uber se convertirá en una plataforma cero emisiones”, afirma Mínguez. (Foto: Uber)

Multimodalidad: un respiro al planeta, por David Mínguez

El gerente de comunicación de Uber México brinda detalles sobre un modelo que sirve para reducir la emisión de CO2.

Por David Mínguez
Gerente de comunicación de Uber México


Durante el último año y medio hemos experimentado diferentes cambios y hábitos a los que tuvimos que adaptarnos para hacer frente a la pandemia del COVID-19. Sin duda, uno de los más significativos fue el de la movilidad urbana, que implicó para muchos el dejar de realizar trayectos cotidianos hacia las oficinas, escuelas o lugares de esparcimiento, para dar paso al trabajo, estudio o convivencia remota a través de la tecnología.

Un estudio de la revista Nature reveló que, en 70 países - que albergan al 85% de la población -, el sector que más se ralentizó fue el de la movilidad urbana, con una reducción de más del 40% durante los primeros meses del confinamiento global. Pero, ¿qué significó esto para las ciudades y el medio ambiente?

Fuimos testigos de cielos más azules, de avenidas sin tráfico, de un aire más limpio, o de fotografías y videos que se volvieron virales sobre la fauna salvaje que se avistó en calles de diferentes lugares. El planeta tuvo un respiro gracias a la reducción del CO2 proveniente de uno de sus principales emisores: los automóviles. Ahora, conforme la movilidad vuelve a reactivarse, se requieren encontrar e impulsar otras alternativas de transporte, con las que evitemos movernos como lo hacíamos antes del COVID-19 y ayudemos al planeta a combatir el cambio climático.

A partir de la pandemia, ciudades alrededor del mundo impulsaron mayores políticas públicas a favor de la salud de las personas, la propia movilidad y del medio ambiente. En la CDMX, vimos la implementación de ciclovías que inicialmente fueron emergentes; hoy, tenemos en Avenida de los Insurgentes una que es fija y que conecta al norte con el sur a lo largo de casi 30 kilómetros de longitud. En París, se continúa impulsando el modelo de ciudad de 15 minutos, con el que se pretende que sus habitantes lleguen y accedan en bicicleta o a pie a cualquier servicio público o privado en no más de ese margen de tiempo. En Oslo, se acelera el cambio de automóviles de uso de gasolina a eléctricos o híbridos. Éstos son sólo algunos de muchos otros ejemplos que podríamos mencionar.

“Conforme la movilidad vuelve a reactivarse,
se requieren encontrar e impulsar
otras alternativas de transporte”

Si bien estas acciones nos llevan a un cambio de paradigma de la movilidad y de trasladarnos de una manera distinta, se continúa con un gran número de automóviles en las calles; más de 5.5 millones en la CDMX. Los automóviles particulares son y serán siempre parte del ecosistema de movilidad de las ciudades, aunque sin duda alguna podrían explorarse alternativas para darles un uso más eficiente y efectivo, y que no sean sólo un método de desplazamiento integral de punto A a B, sino un eslabón en un viaje 360 a través de la multimodalidad.

Esta manera múltiple de traslado comprende una combinación de diferentes modos de movilidad, que puede incluir el automóvil particular, transporte público masivo, como es el Metrobús, Cablebús, Metro, Trolebús, entre otros; además de la bicicleta y/o la caminata. Así, la multimodalidad podría brindarle al planeta un respiro, al no depender de manera íntegra del automóvil para nuestros trayectos cotidianos y apuntar así a una reducción de sus contaminantes a la atmósfera.

Para facilitar el acceso y adopción de la multimodalidad, es importante hacer uso de la tecnología, para que mediante teléfonos inteligentes se acceda a un clic de distancia y con la combinación correcta - de acuerdo a tiempos, distancias y disponibilidad de los modos de transporte - a la mejor manera de trasladarnos.

En semanas recientes, en Uber presentamos un producto para la CDMX llamado ‘Uber +Transit’, con el que precisamente buscamos que los usuarios de la aplicación puedan llegar de una manera fácil, eficiente y a menor costo a su destino con la combinación correcta de viajes, que comprende uno en UberX, para la primera milla; en transporte público masivo, para el tramo de mayor longitud del viaje; además de incluir la caminata, para la última milla.

“Para facilitar el acceso y adopción
de la multimodalidad, es importante
hacer uso de la tecnología”

A la solución de ‘Uber+Transit’, que convierte a la CDMX en la cuarta a nivel global de contar con ella - después de Sidney, Londres y Chicago - se suma a Uber Planet, otro producto de movilidad que presentamos en México a inicios de 2021, con el que los usuarios pueden compensar la huella de carbono de sus viajes; y los socios conductores podrán próximamente acceder un programa para cambiar sus automóviles actuales por un híbrido o eléctrico.

De esta manera, en Uber estamos innovando y trabajando para transformar la movilidad de nuestras ciudades en espacios más verdes, saludables y sostenibles. Para 2040 nos convertiremos en una plataforma cero emisiones con viajes en automóviles ecológicos, micromovilidad y en transporte público.

Con el poder de combinar la tecnología, la movilidad y de impulsar la multimodalidad, podríamos sumar y contribuir de manera más efectiva al combate del cambio climático y darle a nuestro planeta un respiro no sólo de manera temporal, sino, uno que sea profundo, permanente y con un impacto positivo para todos.

Banner Publicitario