Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner PublicitarioBanner Publicitario
SHARE

MARKETING 06.04.2022 | ESTADOS UNIDOS | EL GIGANTE DE ALIMENTOS Y BEBIDAS LANZÓ VARIAS INICIATIVAS

Cómo PepsiCo está aumentando sus esfuerzos de diversidad e igualdad
Lewis en una conferencia de prensa en Atlanta, anunciando un programa de capacitación para la reducción de tensiones policiales y renovaciones de refugios para jóvenes. (Foto: PepsiCo)

Cómo PepsiCo está aumentando sus esfuerzos de diversidad e igualdad

(Ad Age) - Derek Lewis, el nuevo presidente multicultural y de igualdad de PepsiCo, detalla sus nuevas funciones y ofrece una perspectiva más amplia sobre la acción corporativa.

Por Jon Springer
Cronista senior de Ad Age

PepsiCo fue una de las muchas empresas que se comprometieron a centrarse más en la igualdad racial tras el asesinato de George Floyd en 2020. El gigante de alimentos y bebidas lanzó iniciativas que incluyen varios programas destinados a ayudar a las comunidades negras y aumentar la representación negra en PepsiCo, según lo descrito por el CEO, Ramón Lagurata. Ahora PepsiCo busca aumentar esos esfuerzos bajo el liderazgo de Derek Lewis, un veterano de 34 años en PepsiCo, que en febrero fue nombrado presidente de la flamante Multicultural Business and Equity Development Organization de la compañía, que se encarga de aumentar los esfuerzos continuos de PepsiCo Estados Unidos para crear oportunidades económicas para empresas y comunidades desatendidas y abordar las desigualdades para las personas históricamente excluidas.

Lewis viene de desempeñarse como presidente de la División Sur de PepsiCo Beverages North America. En una entrevista reciente, detalló su nuevo trabajo y dio su perspectiva sobre cómo las empresas grandes y pequeñas pueden marcar la diferencia. Lo que sigue es un extracto de su conversación con Ad Age.

―¿Cuál fue su primera orden del día para este nuevo grupo?
―Además de dar saltos de entusiasmo, quería crear energía temprana, entusiasmo temprano y compromiso temprano con respecto a esta nueva organización. Este es un movimiento importante para PepsiCo, ya que damos el siguiente paso en nuestro camino hacia la igualdad racial, que forma parte de la transformación ‘PepsiCo+’, que genera crecimiento y valor compartido. Así que estamos comenzando las etapas de atraer a la gente interna y externamente, y generar entusiasmo en torno a lo que estamos a punto de hacer, para que podamos comenzar esto de una manera realmente grande. Ya teníamos la pelota en movimiento. A través de la división Sur, tuvimos una plataforma de eventos, actividades y éxitos que sentaron las bases durante los dos años anteriores. Tuvimos mucho impulso y mucho de eso se extenderá a la organización. Estoy en el proceso de construir un nuevo equipo, y vamos a hacerlo sobre las estrategias que ya existen. Queremos crear alineación masiva, cooperación, colaboración y conectividad. Los programas que hemos llevado a cabo, como She Got Now (un programa de pasantías enfocado en mujeres negras), Juntos Crecemos (que apoya a empresas de propiedad hispana) y Pepsi Stronger Together (una plataforma de compromiso con orígenes en la respuesta pandémica de la compañía) crecerán. Todos fueron programas fuertes que ahora tendrán más piernas.

―¿Cuán equitativo, o no equitativo, ha encontrado el negocio y las prácticas de Pepsi cuando asumió el cargo?
―La diversidad es un valor fundamental de Pepsi. Si nos remontamos a la década de 1940, fuimos la primera empresa en los Estados Unidos corporativos en contratar pasantes afroamericanos. Luego creamos la primera fuerza de ventas negra y, en la década de 1960, contratamos al primer vicepresidente negro. Entendimos desde el principio la importancia de la diversidad, y tenemos una gran historia. Es una de las razones por las que me uní a la empresa. Habiendo dicho eso, esta nueva organización continuará abordando las desigualdades comerciales para maximizar nuestros resultados generales. Queremos aumentar el impacto del compromiso internamente con los asociados y con el consumidor externamente. Hoy tenemos tres pilares: personas, negocios y comunidad, y a eso le estamos agregando el pilar del consumidor como parte de nuestro crecimiento multicultural. Así que tenemos una base sólida, pero hay más por hacer. Tenemos que encontrar ese siguiente nivel.

―¿Por qué la diversidad es importante para Pepsi y para los negocios hoy en día?
―Me gusta comenzar diciendo que la diversidad es lo único que todos tenemos en común. No sólo las personas de color, no sólo la diversidad de género: todos. Todos aportan algo único a la mesa. Como reconocemos esto, creará niveles incomparables de unidad, trabajo en equipo y resultados en todo el negocio, dentro y fuera de la empresa. Nuestro punto de partida es que la diversidad es excelente para todos. Genera victorias para todos y, a medida que la adoptamos y trabajamos mejor juntos, generamos mejores resultados, generamos un mayor impacto en las comunidades en las que operamos. Entonces, de manera integral, la diversidad impulsa las victorias. Esa es la narrativa. PepsiCo no sólo gana: gana el mercado y ganan nuestros socios. Todos ganamos.

―No todas las empresas tienen los recursos de una Pepsi para enfrentar la diversidad. ¿Cuál sería su mensaje para ellas?
―El tamaño realmente no importa. Cualquiera puede construir un marco para el éxito. Comienza con la convicción de la organización y la dirigencia y con tener una orientación a la acción. Requiere compromiso y algo de prisa. Muchas organizaciones están atrasadas en este espacio, así que en mi opinión, tome los atributos que desea como organización, y no importa cuán grande o pequeño sea, podrá resolverlo. La parte más importante es empoderar a las personas dentro de la organización para compartir la misión y la visión. Los recursos se pueden agregar a medida que pasa el tiempo: no tiene que batear un home run. Construir la base es lo importante, y asegurarse de utilizar sus activos más fuertes, sus asociados: es una fórmula increíblemente poderosa que creo que cualquiera puede asumir.

―Ha desempeñado muchos roles en PepsiCo. ¿Cómo desarrolló lo que se ha convertido en su experiencia en la supervisión de la diversidad?
―Crecí en Washington DC, que era principalmente una ciudad afroamericana cuando crecí. Fui a la Universidad de Hampton, así que asistí a una HBCU (universidades y facultades históricamente negras). Fundamentalmente estaba conectado a tierra en este espacio, por lo que para mí muchas cosas eran naturales. Cuando pensé en el reclutamiento, vi que los valores de Pepsi ya estaban alineados con los míos como estudiante. Quería ser parte de una empresa en la que pudiera soñar en grande y seguir siendo quien soy, y PepsiCo ha cumplido con eso. He estado aquí 34 años, tuve muchos trabajos diferentes, pero siempre me he comprometido con el espacio de la diversidad de una manera orgánica. Nunca fue forzado conmigo. A medida que asumí más y más responsabilidades, posteriormente pude ayudar a aumentar el esfuerzo. Entonces pasas de un rol junior con un equipo pequeño en un territorio pequeño, a una unidad de negocios con 10.000 empleados, a una organización nacional donde hay 50.000 asociados, o 100.000 si se incluye todo PepsiCo Norteamérica. Allí sí puedes tener un tremendo impacto y eso ha sido una bendición. Esto no podría haberse hecho si el liderazgo no estuviera detrás de mi esfuerzo. Esto no es algo que simplemente vas a hacer: necesitas ese apoyo, y he tenido un apoyo tremendo. Es de esperar que otros lo sigan y se alimenten de esa energía, porque uno desea que trascienda a los asociados de toda la empresa.

―¿Cómo sabrá cuando esto sea un éxito?
―Publicamos compromisos en el camino de la igualdad racial. Fundamentalmente, nuestra capacidad para superar esos compromisos, incluso mientras continuamos adaptándolos y modificándolos, es el número uno. El número dos es generar resultados en nuestro negocio. Esto debería ayudar a impulsar los negocios. Esto es bueno para nuestras comunidades, por lo que debería generar un impulso en nuestras comunidades. Y esto es excelente para nuestro negocio y para nuestra cultura: nuestros asociados quieren participar en empresas que se preocupan por las comunidades en las que vivimos, trabajamos, jugamos y nuestros hijos van a la escuela. Eso es importante para ellos.

―Trabaja con embotelladores, distribuidores, proveedores, minoristas y otras empresas. ¿Cómo los alienta a adherirse al mismo tipo de visiones que usted podría tener?
―Ellos ven las victorias. Y vuelvo a decir que la diversidad es lo único que tenemos en común. Así que uno vuelve a aceptar eso, y hace un gran trabajo contra eso, impulsa su negocio y en las comunidades en las que opera y mejora la cultura de sus empleados. Los asociados están comenzando a reconocer la diferencia que hace en el negocio, en lugar de ser sólo un elemento de gasto, o algo que tienen que hacer por separado. Se dan cuenta de que es inclusivo, es lo que haces día tras día, y una vez que se dan cuenta de que quieren unir fuerzas. Y cuando unimos fuerzas, podemos tener más impacto. Estamos rogando por socios en este esfuerzo, porque ayuda a nuestro alcance.