Ana Vásquez Tobar: “Hay ventaja cuando vendes experiencia”

Vásquez Tobar habla del uso de la innovación enfocada al servicio de una causa y describe cómo el área de marketing puede trabajar en la tarea de concientizar a las personas.

Antes de estar a cargo de la dirección de marketing para el Parque Zoológico Nacional La Aurora, Ana Lucía Vásquez Tobar había estado en el área de inteligencia de clientes de Café Barista; antes de eso había sido coordinadora de servicio al cliente de Saúl E. Méndez.
La marketer tiene una licenciatura en ciencias de la comunicación de la Universidad Galileo y un diploma en marketing digital de la Universidad Escuela de Administración y Finanzas y Tecnologías.

—¿Qué ventajas ofrece el zoo La Aurora a los visitantes? ¿Cómo se posiciona frente a la competencia?
—La Asociación Guatemalteca de Historia Natural (AGHN), administradora del parque desde el año de 1963 mediante el Decreto Ley 39, es la encargada del desarrollo del plan maestro del Zoológico La Aurora en Guatemala, el cual ha evolucionado la infraestructura, recintos, jardines y áreas recreativas del parque. Dentro de su misión, procura el cuidado y conservación de las especies que alberga  Es a través de este esfuerzo que hoy La Aurora es el mejor zoológico de Guatemala y Centroamérica y se encuentra catalogado dentro de los 15 mejores de América. Parte de las innovaciones es que dentro del plan se busca la eliminación de todo tipo de jaulas y busca renovar el parque con recintos para recrearles un ecosistema lo más cercano a su hábitat natural posible. El zoo se encuentra en medio de la ciudad de Guatemala, por lo que tiene una ubicación céntrica y también cuenta con un jardín botánico, lo cual hace que sea un pulmón de flora en medio de una ciudad.

—¿Qué lugar ocupa la innovación en el rubro en el que se desempeña?
—Parte de las condiciones de la administración del zoológico es que siempre está en construcción y renovación y el reto para el diseño y construcción de recintos requiere un nivel elevado de innovación, ya que esto es lo que va a atraer a los visitantes a visitar el zoológico más veces. Sobre todo la innovación enfocada en la causa principal, mejorar la calidad de vida de cada una de las especies que tenemos en nuestra responsabilidad. Un ejemplo claro de innovación reciente es El reino Kan y sus reptiles, el proyecto más relevante en la historia del Zoo, que nace de la inspiración genuina de tener un herpetario de primer mundo, que busca la educación y concientización de las especies que habitan en él, 433 ejemplares entre reptiles y anfibios, incluyendo arácnidos e insectos, divididos entre 81 especies. Este proyecto se inició en 2014 con diseños preliminares y anteproyectos con inspiración en La Danta (El reino Kan y sus reptiles) y en 2016 se inició la construcción, que tiene un área de mil metros cuadrados y 50 terrarios. La Danta en representación, a escala muy pequeña, es casi un 1% del volumen de la original, es un 20% de su altura real. Kan en idioma maya significa serpiente, y reino Kan es la región del norte de Petén donde se encuentra El Mirador. Entre las especies se destacan el heloderma, que se encuentra en grave peligro de extinción, la barba amarilla, las víboras de árbol, zumbadoras, 23 especies venenosas, 14 nacionales y 9 extranjeras. Mantener una colección así permite educar a la población sobre reptiles y anfibios, y ofrecer información para crear conciencia para que las personas no compren estas especies, ya que no son aptas para ser mascotas y con estas acciones se fomenta el comercio ilegal. 

—Las formas de consumos han ido cambiando en estos últimos años, como sucede con la idea de “vivir experiencias”. ¿Cómo se adaptaron a los cambios? ¿Qué transformaciones llevaron adelante?
—La ventaja radica cuando vendes experiencias: el zoológico por naturaleza es una marca que ofrece momentos memorables para cada una de las visitas que recibe. El objetivo de adaptarse a los cambios, en gran parte, es concientizar a las personas comunicándoles los cambios positivos que el parque está haciendo para mejorar sus recintos y la calidad de vida de sus especies. El Zoo es una marca nostálgica por los recuerdos que trae de la niñez de cada persona. La comunicación es amigable y gráfica, y sobre todo da el sentimiento de acercamiento a los animales con cada una de sus publicaciones, haciendo lives, subiendo fotos y experiencias para que el bienestar sea notado de una forma fácil y congruente. El Zoo le habla a aquella personalidad exploradora e inocente que de cierta manera cuida del bienestar de cualquier ser vivo. Además, ofrece experiencias de acercamiento a los animales, para educarlos y recalcar la importancia de estas especies para su conservación: hacer este tipo de actividades memorables, en estos tiempos, incluye como resultado la generación de contenido de visitantes que viralizan y como resultado el alcance es mucho más alto, para que otras personas quieran venir y exploren este tipo de actividades.

—¿Qué le gusta de su profesión?
—Amo la comunicación y me encanta transmitir el amor por lo que hago; me gustan las redes sociales y en lugar de ver la parte negativa, me reto cada día a usar las mismas como herramienta constructora, enfocando cada mensaje las cosas positivas que mi país, mi trabajo, mi vida y el mundo puede ofrecer.  Soy comunicadora y diseñadora, pero mi gran experiencia ha sido en la rama del mercadeo, tanto tradicional como digital. Entiendo del tema y lo disfruto; la gran ventaja que la vida me ha dado es que mi experiencia se ha construido alrededor de lovemarks, y eso me permite construir causas, experiencias, historias, que como resultado dan transacciones. Trabajo para marcas, organizaciones o asociaciones que tengan alma: para mí, una marca debe tener personalidad y sentimientos. Alguien que busca, por medio del lenguaje y la comunicación, conexión con su comunidad, que sea directa, íntima y de confianza. Una comunicación humilde en la que se acepten halagos y retroalimentaciones, pero sobre todo una comunidad de respeto que acepte perspectivas de vida y que ayude a construir.

—¿Qué balance puede hacer a nivel personal y profesional de este año que pasó? ¿Qué expectativas u objetivos tiene para 2018? 
—El balance perfecto en mi perspectiva de vida es seguir trabajando en el desapego de cualquier tipo de interés material, de ambiciones vacías, y de buscar las experiencias de vida, acciones que mejoren mi calidad de vida como humano y seguir sirviendo a los demás, aportando ideas, aprendizajes, experiencias y, sobre todo, seguir enfocando mis conocimientos en causas y no en transacciones. Trabajar para una causa tan noble me permite seguir soñando, llamar a mi niño interno y, sobre todo,  responsabilizarme de cada una de las vidas que el zoológico puso a cargo de mi persona. Viajar, uno de mis grandes hobbies, me permite ser más consciente de la riqueza que tenemos en el mundo, de la naturaleza genuina de las personas y del amor que cada cultura puede ofrecerte. Mezclado con el trabajo que tengo a mi cargo, me enfoca aún más en la causa de vida que empecé a vivir hace dos años, cuando acepté mi cargo como gerente de mercadeo de esta asociación.

Ana Vásquez Tobar: “Hay ventaja cuando vendes experiencia”

Según Vásquez Tobar, “el zoo le habla a aquella personalidad exploradora e inocente que de cierta manera cuida del bienestar de cualquier ser vivo”.


Marketers by Adlatina

12.04.2018 - http://www.marketersbyadlatina.com/articulo/3681-ana-v%C3%A1squez-tobar-%E2%80%9Chay-ventaja-cuando-vendes-experiencia%E2%80%9D