Marketers by Adlatina

En asociación conAdvertising Age

Banner Publicitario
SHARE

INVESTIGACIóN 09.01.2020 | REINO UNIDO | INVESTIGACIÓN DEL CMO COUNCIL

La confianza debe ser la principal prioridad de una marca
Generar lazos de confianza con los clientes es primordial para las marcas.

La confianza debe ser la principal prioridad de una marca

El informe “Exceeding the requirements of the trust economy” muestra cuales son las oportunidades para asegurar la confianza de las marcas.

El CMO Council dio a conocer su informe Exceeding the requirements of the trust economy, donde habla sobre la confianza como una de las principales prioridades para las marcas.

La realidad es que la confianza, la seguridad y la privacidad son lo más importante tanto para el negocio como para el comprador. Cuando el consejo de la CMO preguntó a los líderes mundiales de marketing cuál creían que era la demanda más crítica del cliente moderno, el 57% señaló la seguridad de los datos, la privacidad y la responsabilidad. Esta demanda se está acelerando a medida que los clientes esperan personalización en sus experiencias de marca, desde ser tratados como un cliente conocido y valioso hasta recibir recomendaciones altamente relevantes y contextuales.

Los clientes se han vuelto mucho más conscientes. Son conscientes de que se está construyendo una relación acumulativa a lo largo del tiempo entre ellos y las marcas con las que desean hacer negocios. Los clientes esperan conectarse, tanto literal como esotéricamente. Esperan servicios de calidad y puntos de conexión y servicio. Esperan productos que cumplan con sus expectativas, y esperan ser tratados de cierta manera.

Cinco mantras para tener en cuenta, para los mismos se tuvieron en cuenta la opinión de varios ejecutivos (Akamai, AT&T, Bayer, Bosch, Cox, Samsonite y Samsung):

La seguridad es una actitud
Si la conversación de seguridad y confianza se reduce a una tarea funcional, resulta fácil trasladar la discusión a los equipos y pautas legales, de cumplimiento o de TI. Sin embargo, los líderes empresariales comprometidos con generar confianza como foco fundamental del compromiso ven la seguridad como un enfoque estratégico basado en la marca en torno a los datos.

Una postura fuerte comienza desde arriba
Ningún rol o líder único puede avanzar solo en una cultura de confianza. Para muchos esto significará asociarse con accionistas de IT, seguridad, legal y operaciones para defender y respaldar completamente las decisiones críticas, las inversiones y los procesos que deben adoptarse en toda la organización. Sin embargo, los líderes de mejores prácticas indican que el compromiso con la seguridad se adopta mejor cuando esta visión se implementa desde la parte superior de la organización.

Los sistemas tienen lo que necesitan
Una empresa puede tener un equipo de seguridad excepcional que puede implementar soluciones de seguridad avanzadas y en constante evolución. Pero la realidad de hoy, y especialmente de mañana, es que, si bien la tecnología evoluciona rápidamente, los malos actores, piratas informáticos y exploits evolucionarán aún más rápido. Para las organizaciones que ven la seguridad como una función y la confianza como un tema de conversación, la seguridad siempre será simplemente una cuestión de cumplimiento básico, poniendo en riesgo involuntariamente la confianza del cliente.

La confianza se pone a prueba todos los días, pero en algún momento se rompe
Las marcas líderes están buscando esta oportunidad para empoderar al cliente como un punto de inflexión en sus estrategias de experiencia, utilizándola como una oportunidad no solo para fortalecer las medidas de seguridad, sino también para recordarles a los clientes la relación y el respeto de larga data construidos con el tiempo. También se han abierto oportunidades para aprovechar las políticas y prácticas que se construyen específicamente en torno a la confianza.

El costo del futuro no puede ser la confianza del consumidor
Así como la transformación digital y la evolución de la experiencia han traído nuevas y emocionantes formas de conectarse y participar, también ha tenido un costo. Cada vez más, los vendedores tienen que sopesar el valor del 'debería', preguntando activamente si algo 'debería' hacerse solo porque se puede hacer. Esto es especialmente cierto a medida que nuevas innovaciones comienzan a entrar en conversaciones empresariales.


Descargar PDF